Parejas Orientadoras entrevista a @aflabor

Imagen de :Antonio Fernández
Imagen de :Antonio Fernández miembro de Parejas Orientadoras

Diplomado en Relaciones Laborales, Licenciado en Ciencias del Trabajo con premio especial de fin de estudios, Máster Oficial en Derecho de la Empresa y de la Contratación y Doctorado en Derecho por la Universidad Rovira i Virgili, con amplia experiencia como profesor, investigador universitario y bloguero, además de autor del libro “Los procesos de selección de personal en la empresa privada: claves jurídicas”, Antonio Fernández, más conocido (además de reconocido) por su usuario de Twitter @aflabor, se nos descubre en esta entrevista como un profesional que va más allá de limitarse a compartir su experiencia en su espacio en las Redes Sociales e Internet, de hacer patentes sus conocimientos en pos de sacarles un rendimiento económico, y ejerciendo su empatía y solidaridad nos habla de su experiencia como voluntario en Parejas Orientadoras, mientras nos ofrece amable y juiciosamente una serie de consejos y reflexiones que podrán servirte de potenciadores en tu búsqueda de empleo actual o futura.

¡No dejes de aprovechar la ocasión para leer sus palabras!

Twitter de @aflabor

Perfil de Linkedin de @aflabor

 AFlabor: Blog sobre Derecho Laboral, Recursos Humanos y Empleo

“Hace 10 años fui rechazado como seleccionador por una ETT porque decían que no me ajustaba al perfil, lo que no necesariamente me invalida como seleccionador de personal tal y como llevo demostrando desde hace tiempo.”

 

Parejas Orientadoras: ¡Hola, Antonio! Antes de empezar, me gustaría agradecerte tu predisposición. Sabemos que tienes una agenda apretada. El hecho de que te hayas prestado a realizar esta entrevista tiene, en ese sentido, un valor especial para nosotras. ¡Esperamos estar a la altura!

 

Antonio Fernández “@aflabor”: ¡Hola, Rosa y demás gente de Parejas Orientadoras! No me presto a las peticiones de medios de comunicación, ya que considero que tergiversan la información que se les ofrece buscando el morbo. Sin embargo, cuando me propusiste la entrevista no dudé ni un momento en aceptar, puesto que sé que eres una persona con valores positivos alejados de lo tóxico. Además, la gente de Parejas Orientadoras siempre merecéis cualquier atención por la buena labor que realizáis.

P. O.: Eres uno de nuestros orientadores voluntarios desde hace bastante tiempo ¿qué te llevó a interesarte por Parejas Orientadoras? ¿Y qué te ha aportado personal o laboralmente?

 

A. F.: Pues creo que fue a principios de 2013 cuando descubrí la iniciativa y me apunté enseguida.

En 2006 tuve mi primer contacto profesional con la orientación laboral como formador en un curso para desempleados y posteriormente, ya en la universidad, me ofrecí como tutor y orientador para los alumnos del Grado de Relaciones Laborales, tarea que implica también aspectos de orientación laboral y que sigo desempeñando actualmente. La búsqueda de empleo es uno de los temas que llevo investigando desde hace más de 10 años y pensé que mi experiencia y conocimientos sobre selección de personal, inserción laboral, mercado de trabajo y empresa, podría ser útil.

 

“Me ha aportado mucha satisfacción personal [Parejas Orientadoras], además de conocer mejor el mercado de trabajo de la zona geográfica donde reside mi “pareja orientada”.

 

P. O.: Con tu formación y experiencia específica como detective privado, además de las correspondientes como investigador ¿cómo aconsejarías a los desempleados que investigaran a las empresas para las que quieren postular? ¿En qué deberían fijarse? ¿Qué herramientas o información consideras que están desaprovechando al respecto?

 

A. F.: A veces resulta complicado conocer el nombre de la empresa en las primeras fases del proceso de reclutamiento, porque en la oferta de empleo publicada no se indican los datos de la empresa. Sin embargo, si se recibe una llamada de teléfono para concertar una entrevista podemos hacer un rastreo en Google del número o del nombre del seleccionador, o incluso la dirección de la empresa.

 

A partir de ahí podemos conocer el nombre y averiguar en foros de Internet la reputación de esa empresa, si se trabaja bien o mal, si no pagan, etc. Me parece más útil esa información que los valores, misiones, etc. que aparecen en las Webs corporativas y que suele ser un montón de paja sin relación con la realidad.  

“Podemos conocer el nombre y averiguar en foros de Internet la reputación de esa empresa, si se trabaja bien o mal, si no pagan, etc. Me parece más útil esa información que los valores, misiones, etc. que aparecen en las Webs corporativas y que suele ser un montón de paja sin relación con la realidad.”

 

Existen Webs de gente que advierte sobre empresas que se dedican a engañar a los candidatos con sistemas de venta multinivel o que ofrecen cursos de formación de escasa calidad. Incluyen los teléfonos y direcciones de esas empresas como medida de prevención para futuros candidatos. Este tipo de Webs son muy útiles. Aconsejo rastrear, rastrear y rastrear, no quedarse en las primeras páginas de resultados de Google.

Yo hablo con todo el mundo sobre su trabajo y de las empresas donde trabajan y tengo mucha información que me sirve para orientar sobre sectores profesionales y empresas concretas. El desempleado debe obtener información por cualquier medio puesto que la información que hoy no tiene utilidad mañana puede volverse imprescindible.

 

P. O.: Observando tu perfil profesional, cómo lo muestras y haces patente en tu blog y Redes Sociales, da la impresión de que posees una gran capacidad de enfoque y determinación a la hora de conseguir tus objetivos y ampliarlos de forma inteligente. ¿Qué le aconsejarías a alguien que ha descubierto que está siguiendo un camino profesional-vital distinto al que quiere seguir? ¿Cómo fue tu experiencia?

 

A. F.: Gracias por el piropo, nunca me lo habían dicho jaja.

 

Recibimos mucha presión para conseguir “el trabajo de nuestros sueños”. Yo me pregunto si tiene sentido supeditar nuestra felicidad a la obtención de un empleo teniendo en cuenta que vivimos en un país caracterizado por un mercado laboral con alta temporalidad, precariedad, estilos directivos poco profesionalizados, sueldos bajos, etc. El camino profesional-vital que mencionas ¿debe ir relacionado directamente con un determinado empleo? ¿Seguro que no podemos obtener la felicidad de otro modo?

 

Mi experiencia la expliqué en esta entrada del blog del profesor Eduardo Moreno “@edulcoro”: http://edulcoro.blogspot.com.es/2014/05/muchosblogsmuchosmaestros-3.html.

La verdad es que llevo muchos años estudiando el fenómeno del empleo, escribo sobre temas laborales, oriento a personas en este ámbito, etc. Y cada vez tengo más claro que yo la felicidad la encuentro en cosas totalmente ajenas al trabajo.

 

P. O.: ¿Qué tipo de acciones consideras que debería realizar un desempleado, para invertir de forma inteligente su tiempo en la búsqueda de empleo?

 

A. F.: Hay muchas cosas que se pueden hacer y están muy bien explicadas en artículos de Internet y blogs, además de libros, guías, etc.

 

A mi me preocupa especialmente el intento de engañar a las personas que buscan trabajo, ya sea mediante ofertas fraudulentas, ya sea mediante formación de baja o nula calidad. En ambos casos se está haciendo perder el tiempo y, en el peor de ellos, el dinero. Mi opinión es que cuando alguien manifiesta que “en el futuro serán necesarios xxx miles de xxx profesión” en el 95% de los casos te están intentando vender algún tipo de formación sin niguna garantía de que te permita obtener un puesto de trabajo. Considero que si para venderte algo (cursos a distancia, por ejemplo) tienen que ir a visitarte a tu casa, ese algo no lo necesitas realmente en tu búsqueda de empleo.

 

También creo que un desempleado debe mantenerse alejado de familiares o amigos tóxicos que no dejen de machacarle. Estamos en un contexto de crisis económica con alto desempleo y en un país donde los puestos de trabajo tradicionalmente no necesitan que seamos Einstein, por lo que las dificultades para encontrar empleo vienen más por el entorno que por las características de la propia persona. Reflexionemos sobre nuestra situación y posibilidades pero no nos machaquemos innecesariamente.

“Reflexionemos sobre nuestra situación y posibilidades pero no nos machaquemos innecesariamente.

P. O.: Uno de los temas que has tratado en tu blog es la valoración que suele realizarse sobre distintos aspectos de nuestro expediente académico en la selección de personal ¿consideras que es tan importante, esta valoración? ¿Cuál sería, grosso modo, tu ranking ideal de aspectos a valorar en tales selecciones? ¿Y qué crees que debiera de evolucionar o cambiar en el mundo de los RRHH para que este ideal fuese habitual?

 

A. F.: En alguna ocasión he comentado diversos estudios sobre inserción laboral donde se establecían ese tipo de rankings. Creo que los requisitos a valorar dependen de cada puesto concreto de trabajo. 

Te pongo un ejemplo real de un proceso de selección que dirigí: se precisaba urgentemente una persona que actuara como “mano derecha” de un contable. En esta selección el criterio clave fue la amplia experiencia en puestos lo más similares posibles al ofertado. Yo llevaba tiempo proponiéndole al contable que buscara a una persona recién titulada (a través de la bolsa de trabajo de una universidad) y se le fuera instruyendo en las tareas requeridas (el contable estaba solo y se iba viendo desbordado de faena), ya que en el departamento jurídico de esa misma empresa se había hecho así y la persona elegida había funcionado muy bien (se actuó más a largo plazo). Pero como no había tiempo, se tuvo que buscar una persona con un perfil alto de experiencia. Como se puede comprobar, en este caso el requisito a valorar es totalmente diferente en atención a la urgencia pero no en atención a las tareas requeridas por el puesto, que pueden ser asumidas por un perfil junior siempre que exista un plan de formación práctica previsto.

 

Los seleccionadores deberían conocer muy bien el puesto de trabajo y la empresa para poder establecer unos requisitos lo más adecuados posibles. Mi forma de trabajar en selección implica un estudio pormenorizado de la empresa y el puesto en todas sus vertientes, implicando activamente a la empresa en la materia. Esto último no lo voy diciendo por Internet ya que las selecciones que llevo a cabo son muy esporádicas y personalizadas. Capto mis clientes a través de recomendaciones directas de otros clientes.

 

Mi método no tiene relación con la forma de trabajar de las grandes consultoras o ETTs. De hecho, hace 10 años fui rechazado como seleccionador por una ETT porque decían que no me ajustaba al perfil, lo que no necesariamente me invalida como seleccionador de personal tal y como llevo demostrando desde hace tiempo.

 

P. O.: En base a tus conocimientos acerca del mundo empresarial, derecho laboral y la labor de los RRHH ¿cuál crees que es el error más perjudicial que están cometiendo los trabajadores en activo en las circunstancias actuales? ¿Cómo enmendarías de forma asertiva dicho error?

 

A. F.: Creo que deberían conocer mejor sus derechos como trabajadores, consultar con expertos en Derecho Laboral siempre que lo vean necesario (pagando la consulta, claro está), afiliarse a un sindicato de su confianza, etc. Aunque no sirve de nada conocer tus derechos si luego no te ves capaz de ejercitarlos.

 

P. O.: En la publicación en tu blog de marzo de este año “Trabajadores del conocimiento y riesgos psicosociales” hacías hincapié en los riesgos psicosociales que parecían no haber sido tenidos en cuenta en la relación de posibles riesgos laborales en perfiles como los “knowmads” ¿están siendo considerados como debieran los nuevos perfiles profesionales?

 

A. F.: Depende de quien hable de esos perfiles. Yo veo los nuevos perfiles profesionales desde el triple punto de vista del Derecho Laboral, La Gestión de Recursos Humanos y el fenómeno social del Empleo puesto que si no los ves de ese modo se te escapan aspectos importantes como los riesgos psicosociales o las diferentes obligaciones contractuales, exponiéndote a demandas judiciales o sanciones de la Inspección de Trabajo.

 

P. O.: Eres autor del libro Los procesos de selección de personal en la empresa privada: claves jurídicas, del que ofreces actualizaciones cuando surgen. ¿Qué te llevó a elegir este tema en concreto para desarrollarlo en este formato? ¿Y qué crees qué lo hace distinto de otras publicaciones similares?

 

A. F.: Es un tema que no se había abordado en formato libro de forma tan completa. No había publicación similar en el mercado y eso me motivó a indagar en el tema. Empecé en 2008 con un Trabajo Final de Máster, continué con una tesis doctoral y finalmente se publicó el libro. Según algunos profesores, se trata de un libro que sólo podía haber sido realizado con ese nivel de calidad por un titulado en Relaciones Laborales y Ciencias del Trabajo.

 

P. O.: Recientemente, empresas como Google están llevando a cabo acciones para despertar el interés de los niños y adolescentes por la programación informática. Paralelamente a este hecho, está volviéndose cada vez más evidente dentro del colectivo de programadores informáticos una mayor incidencia de replanteamientos profesionales, apostando por trabajar en muchos casos en sectores con una oferta laboral menor. ¿Qué opinas al respecto de ambas situaciones?

 

A. F.: Las empresas hacen ese tipo de cosas como estrategia propagandística, no hay que darle más importancia que esa.

 

El sector de la informática tiene características muy peculiares: por un lado, no hay duda de que es uno de los sectores que más innovaciones traerá en un futuro; pero por otro lado no está exento de la precariedad laboral y el abuso. Esa dualidad permite que haya informáticos en situaciones deplorables trabajando para las grandes consultoras (“cárnicas” en el argot de ese sector) mientras que otros crean start-ups y se hacen millonarios. Además, se puede ser un gran informático de forma autodidacta mientras que la titulación universitaria establecida no está exenta de críticas por su falta de calidad, según comentan diversos egresados.

 

P. O.: Y ya para terminar ¿tienes algún proyecto o evento a la vista, que puedas compartir con nuestros lectores?

 

A. F.: Tengo previsto participar en la publicación de dos libros como coautor: uno trata sobre los jóvenes y su vulnerabilidad social, y el otro sobre esta misma cuestión pero referida a los mayores de 45 años.

 

En principio, mi parte en el primer libro se centrará en el emprendimiento juvenil y los nuevos yacimientos de empleo. Mientras que en el libro sobre los mayores de 45 años quiero realizar una comparativa sobre la forma de buscar empleo de este colectivo en el pasado y en la actualidad. Todo eso está previsto para 2016.

“Tengo previsto participar en la publicación de dos libros como coautor: uno trata sobre los jóvenes y su vulnerabilidad social, y el otro sobre esta misma cuestión pero referida a los mayores de 45 años.

 

Lo más cercano que tengo es una conferencia que impartiré el 30 de junio en Tarragona sobre discriminación y empleabilidad. Podéis encontrar información sobre ella en este enlace:

https://aflabor.wordpress.com/2015/05/18/conferenciadiscriminacioiocupabilitatmartes-30-dejuniode-2015/

 

Parejas Orientadoras: Muchas gracias por responder a nuestras preguntas, Antonio. No podemos despedirnos sin antes agradecerte tu labor tanto en tu blog y RRSS, como en tu voluntariado con Parejas Orientadoras. Ha sido todo un placer investigar en tus textos para confeccionar estas preguntas.

 

Antonio Fernandez “@aflabor”: Gracias a vosotros por vuestra amabilidad y por la iniciativa de Parejas Orientadoras. Precisamente la semana pasada mi “pareja orientada” encontró un trabajo temporal hasta septiembre después de más de 2 años de búsqueda. Estamos ambos muy contentos.

 

Parejas Orientadoras: ¡Así es! Fue una gratísima sorpresa que nos llenó de ilusión y de ganas de llevar más adelante nuestra iniciativa. ¡Nuestra enhorabuena a ambos!

¡Ahora te toca a ti! Deja un comentario.