Generando confianza, orienta desde las fortalezas

equilibrio y fortaleza
Imagen: Parejas Orientadoras. Original de Pixabay.

En esta entrada, hemos seleccionado un ejercicio que se incluye dentro del libro “La entrevista motivacional: ayudar a las personas a cambiar”. Puede ser útil para identificar fortalezas y recursos personales tanto si la persona se encuentra en un proceso de orientación para la búsqueda de empleo o bien para su propio autoconocimiento. Adecuado en casos donde la autoestima está muy baja o resentida por periodos largos de desempleo, o bien para personas que no saben identificar dichos recursos personales.  

Aconsejamos que este ejercicio se haga con la ayuda de otra persona, lo adecuado sería que fuera un psicólogo o un orientador, que pueda realizar una escucha reflexiva, pueda ir recogiendo la información que se extrae, sintetizando y obtener unos resultados que ayuden a avanzar.

El ejercicio es una compilación con 100 atributos positivos que las personas pueden manifestar, todas las personas pueden sentirse identificados con muchos de ellos.

Las instrucciones serían: “Lea esta lista de recursos que a veces tiene la gente y rodee con un círculo los que te describan a ti”. Deben marcar un mínimo de cinco.

Acogedor

Comprometido

Flexible

Perseverante

Cabezón

Activo

Competente

Centrado

Testarudo

Agradecido

Adaptable

Preocupado

Con capacidad de perdón

Positivo

Detallista

Aventurero

Confiado en sus capacidades

Previsor

Potento

Considerado

Afectuoso

Considerado

Libre

Esperanzado

Duro

Afirmativo

Valeroso

Feliz

Rápido

Confiado

Alerto

Creativo

Saludable

Razonable

Digno de confianza

Vivo

Decidido

Esperanzado

Receptivo

Sincero

Ambicioso

Dedicado

Imaginativo

relajado

Comprensivo

Con los pies en el suelo

Tenaz

Ingenieso

Fiable

Único

Asertivo

Persistente

Perspicaz

Con recursos

Incansable

Seguro de si mismo

Diligente

Sabio

Responsable

Vigoroso

Atento

Práctico

Cariñoso

Sensato

Visionario

Valiente

Animado

Maduro

Hábil

Íntegro

Osado

Motivado

Abierto

Sólido

Dispuesto

Brillante

Efectivo

Optimista

Espiritual

Ganador

Capaz

Enérgico

Ordenado

Estable

Ingenioso

Cuidadoso

Experimentado

Organizado

Tranquilo

Digno

Alegre

Fiel

Paciente

Directo

Meticuloso

Inteligente

Sin miedo

Perceptivo

Fuerte

Entusiasta

Una vez marcados, exploraríamos los recursos seleccionados con preguntas abiertas y escucha reflexiva. Algunos ejemplos serían: 

“Me gustaría poder hablar de como te podrían ayudar estos recursos en tu momento actual. Veo que has marcado “Activo”. Háblame más en profundidad sobre ello.”

Sobretodo el análisis se centra en ejemplo concretos en los que se manifiesta dicho recurso personal.

El objetivo del ejercicio es trabajar desde las fortalezas para generar confianza en ti mismo. La confianza es muy necesaria en el proceso de búsqueda de empleo, para mantenerse activo y para afrontar las entrevistas de selección con éxito. Debes mostrar al seleccionador que eres el adecuado para el puesto de trabajo y para ello debes ser consciente de tus fortalezas y saberlas transmitir de forma adecuada.

Otro ejercicio muy parecido podría ser recordar éxitos pasados. ¿Qué cosas has conseguido hacer que en un principio no sabías si serías capaz? Y, ¿cómo lo conseguiste? Para la persona que ayuda a realizar el ejercicio,  debemos escuchar con empatía, reflejar las habilidades y recursos concretos que aparecen en la historia. ¿Qué hiciste para que funcionará? ¿Te preparaste específicamente? Se deben buscar habilidades y recursos personales concretos que puedan generalizarse y aplicarse a la situación actual. Lo importante es que la persona pueda llegar a verbalizar un discurso de confianza.

 

Extracto del Libro La Entrevista motivacional, ayudar a las personas a cambiar. William R. Miller, Stephen Rollnick.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*