Las emociones y la búsqueda de empleo ( II )

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si analizamos nuestro discurso y atendemos a nuestras atribuciones sobre los éxitos y fracasos a lo largo de nuestra vida podemos caer en lo que se llaman errores de atribución.

El error de atribución es la tendencia a equivocarnos al considerar quién es el responsable ( o cúal es la causa ) de nuestras emociones, nuestro comportomiento y las cosas que nos ocurren.

Los errores más habituales són:

  •  Creer que los demás ( o las circunstancias ) son los causantes de nuestras emociones y de nuestros comportamientos, olvidando que somos nosotros los máximos responsables. ( “Él me hace sentir mal”)
  •  Exagerar nuestra responsabilidad ( creernos responsables de las emociones, conductas o la vida de las personas que nos rodean )
  • Sentirnos responsables de nuestras conductas positivas pero no de nuestros fallos.
  • Pensar que cada uno tiene lo que se merece.
  • Creer que no podemos cambiar nuestros hábitos. “Genio y Figura hasta la sepultura”

OTRAS CREENCIAS PROBLEMÁTICAS:

Autoestima condicional: consiste en pensar que para autoaceptarnos necesitamos la aprobación de los demás o la consecución de determinados logros. Podemos relacionarlo con las autoexigencias que nos hacemos.

Creer que buscar el propio interés es algo malo e incompatible con ser positivos con los demás. Pensar que debemos anteponer los intereses ajenos a los propios.

Tendencia a hacer sólo lo que nos apetece, en detrimento a lo que nos convendría a medio y largo plazo. Por ejemplo mantener conductas inhibidas o agresivas porque nos resultan más cómodas en ese momento, en vez de esforzarnos por actuar en formas que, a medio largo plazo, nos resultarían mucho más satisfactorias.

Pensar que hay que pagar con la misma moneda ( p. ejemplo responder en forma irracional cuando otra persona se muestre irracional con nosostros ).

Cuando alguien nos trata mal, creer que si somos muy amables y le aguantamos todo sin rechistar, se dará cuenta y nos acabará tratando bien.

Tener expectativas poco realistas, como esperar gustar a todas las personas que nos rodean, en todo momento.

Creer en los estereotipos sobre razas, calses sociales, sexos, etc…por ejemplo pensar que todos los hombres son muy egoístas.

PREFERENCIAS: ACEPTAR LO IRREMEDIABLE Y LUCHAR POR LO POSIBLE

Actitud de preferencia: aceptar nuestras limitaciones ( o la de los demás). Resignarnos ante lo que no tiene solución para centrar nuestra atención y nuestros esfuerzos en luchar por mejorar lo que sí depende de nosotros, lo que es posible.

NUESTROS DESEOS, POSIBILIDADES Y LIMITACIONES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si no tenemos claro estas diferencias podemos caer en 2 errores:

No realizar nuestras posibilidades de conseguir lo que queremos      

Malgastar nuestro tiempo y energía por empeñarnos en conseguir lo imposible.

 

PREFERENCIAS CON RESPECTO A UNO MISMO, LOS DEMÁS Y LA VIDA

Actitud de preferencia con respecto a nosotros mismos consiste en aceptar nuestras limitaciones, para desarrollar nuestras potencialidades y disfrutar de ellas.

Por tanto incluye la autoaceptación incondicional.

La diferencia con la actitud de exigencia está en que desde la posición de preferencia, no perdemos el tiempo en lamentarnos o en alterarnos por nuestras limitaciones. Las aceptamos y nos centramos en disfrutar nuestras posibilidades.

Con las demás personas y a nuestra relación con ellas, las aceptaremos incondicionalmente asumiendo que tienen derecho a presentar limitaciones de todo tipo.

Si aceptamos que cada persona siente y actúa según su visión de sí misma y del mundo, dejaremos de indignarnos cuando los demás se comporten en formas que no nos gustan. Procuraremos que actúen como deseamos, pero reconoceremos que tienen derecho a proceder según su visión de la realidad. Por tanto, nos resignaremos a lo que no tiene solución o no depende de nosotros y nos centramos en disfrutar lo posible o en intentar conseguirlo.

VALORES Y METAS SANOS

Ellis considera que existen algunos valores que permiten y favorecen un sano funcionamiento psicológico. Los dos principales serían la supervivencia ( intentar vivir el mayor tiempo posible ) y el hedonismo ( la búsqueda de la felicidad )tanto en el presente como a medio largo plazo.

Otros valores importantes:

Autoaceptación incondicional: cambiar exigencias por preferencias en lo que se refiere a uno mismo ( aceptar lo irremediable y mejorar lo posible ).

Tener un buen nivel de tolerancia ante las frustraciones: cambiar las exigencias por preferencias con respecto a las cosas que no nos gustan de la vida y de las otras personas.

Visión del yo como potencial: tener claro que podemos aprender, desarrollar, habilidades y mejorar en muchas cuestiones.

Interés en uno mismo en primer lugar; combinado con interés por los demás.

Todas estas creencias las podemos aplicar a la búsqueda de trabajo y pensar en lo que realmente depende de nosotros. Actuar con lo que directamente podemos hacer, con nuestros objetivos y centrarnos en nuestro verdadero potencial. Mostrar nuestras fortalezas y vender lo que de verdad podemos hacer a nuestros futuros empleadores.

Os deseamos muchos éxitos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*