Las claves iniciales en los procesos de orientación laboral

smallNos apetecía hacer un post hablando sobre nuestra experiencia en los procesos de orientación e inserción laboral. Nuestro trabajo es acompañar a las personas cuando están en busca de empleo. Acompañar significa respetar los tiempos que requiere la persona a lo largo del proceso, entender sus necesidades, conocer su situación familiar y dejar el espacio necesario para su toma de decisiones.

Muchas veces,  en este acompañamiento al orientado, se suman otras situaciones aparte del hecho de no tener trabajo. Éstas pueden ser: situación económica desfavorable, tener reconocido el certificado de discapacidad o bien no tenerlo reconocido pero no estar en condiciones médicas favorables para trabajar, tener algún trastorno de salud mental, comportamientos tóxicos…

“En mis primeros años profesionales me hacía esta pregunta: ¿Cómo puede tratar, curar o cambiar a esta persona? Ahora formularía la pregunta de esta forma: ¿Cómo puedo proporcionar una relación que esta persona pueda usar para su propio crecimiento personal?”Carl Rogers

Lo importante desde el primer momento que conocemos a la persona que vamos a orientar, es crear el clima necesario para que se sienta bien. ¿Cómo podemos hacer esto?

-Presentándonos y clarificar que vamos a hacer en la sesión actual.

-Explicando qué vamos hacer en el proceso de orientación o en los servicios que estamos ofreciendo a la persona. Qué puede esperar la persona respecto a nuestros servicios o actuaciones.

-Preguntando los motivos por los que ha acudido a nuestro servicio o programa.

-Recopilar toda la información necesaria a través de preguntas concretas y con documentos como certificados, vida laboral, curriculum…

Otro aspecto importante, es crear el vínculo necesario con la persona. ¿Qué significa esto?

Si lo llevamos al ámbito terapéutico podríamos hablar de “La alianza terapéutica o alianza de trabajo” es un constructo que se hace operativo por medio de tres componentes (Bordin, 1979):

-Acuerdo entre paciente y terapeuta respecto a los objetivos de la psicoterapia.
-Acuerdo entre paciente y terapeuta acerca de las tareas propias de la psicoterapia que se esté llevando a cabo.
-Vínculo entre paciente y terapeuta que «probablemente se siente y expresa por
medio del aprecio, la confianza y el respeto mutuo, y por la percepción de que existe un compromiso común y una recíproca comprensión de las actividades psicoterapéuticas» (Bordin, 1994).https://es.wikipedia.org/wiki/Alianza_terap%C3%A9utica

En nuestro caso, dentro de la inserción laboral para establecer el vínculo  destacamos el respeto mutuo entre ambos, así como la confianza y consensuar los objetivos y las acciones que la persona deberá llevar a cabo. El protagonista es el orientado y no el orientador por tanto el orientado debe  confiar en el orientador.

El orientado se puede preguntar:

¿Me escucha y me entiende?

¿Confío en esta persona?

¿Tengo capacidad de decisión?

¿Negocia conmigo, en lugar de darme instrucciones?

Para poder saber qué aspectos son más importantes reforzar con la persona, debemos aproximarnos a su mundo, entendiendo sus vivencias y conociendo sus dificultades. A lo largo de las sesiones con el orientado, podemos calendarizar acciones concretas para poder valorar los avances y poder aumentar su motivación.

espejo familia

Realizar actividades grupales puede ayudar a que la persona se socialice y las acciones que trabajamos de forma individual se materialicen a lo largo del tiempo. No hay nada mejor que verse reflejado en las situaciones ajenas, se produce como un efecto espejo que favorece la empatía y que nos hace sentir más acompañados en situaciones de desempleo donde la soledad puede aislarnos de la sociedad.

En este post hemos tratado la etapa inicial en un proceso de inserción laboral destacando los puntos importantes para que el orientador pueda conseguir un buen vínculo que permita poder avanzar y conseguir los objetivos planteados. Estad atentos, en breve realizaremos la continuación a este post y os animamos a que nos digáis si nos hemos dejado algún punto importante en los momentos más iniciales. ¿Nos cuentas tu experiencia?

Puedes encontrar más información en:

La entrevista motivacional.  WILLIAM R. MILLER; STEPHEN ROLLNICK , PAIDOS IBERICA, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*