Parejas Orientadoras Entrevista a Stella Tunzi

Parejas Orientadoras
Parejas Orientadoras

Psicóloga por la Universidad Complutense de Madrid, Terapeuta Cognitivo-Conductual en Zona Abierta, con más de 12 años de experiencia en la práctica clínica, especializada en terapia de pareja y trastornos de ansiedad, depresión y alimentación, tanto en adultos como en niños y adolescentes, responsable de contenidos en http://www.psizama.com/ y blogger en http://encontrandoventanas.blogspot.com.es, Stella Tunzi es también una de las maravillosas personas que se han adentrado en nuestra iniciativa, Parejas Orientadoras, acompañando y orientando nada menos que a cuatro personas que, con el efecto de su expertise, su predisposición, sus ganas de aprender y compartir, ha demostrado ser fiel receptora de su nombre: Stella. Es decir, estrella.

De su mano aprendemos, por ejemplo, lo gratificante que puede ser crecer emocionalmente ayudando a los demás, la importancia de la autoestima en la búsqueda de empleo y qué podemos hacer para apoyar a un desempleado en nuestro papel como pareja amorosa y por ende, como persona con un vínculo afectivo con una persona que está pasando por el trance de buscar empleo en las circunstancias actuales.

A veces, para saber hacia dónde tirar viene bien permitirse soñar un poco, y pensar dónde nos gustaría vernos dentro de unos años, o con quién nos identificamos o a quién admiramos.”

Parejas Orientadoras: Buenas tardes, Stella. Primero de todo, agradecerte tu colaboración, reiterada y desinteresada, en nuestra iniciativa, Parejas Orientadoras.

 Quisiera empezar preguntándote: ¿qué te aporta, a nivel personal-profesional tu experiencia orientando a nuestros desempleados en la iniciativa? ¿Qué diferencias existen entre la Stella que aún no había conocido Parejas Orientadoras y la actual?

Stella Tunzi: En lo personal es una experiencia muy gratificante y enriquecedora. Contactas con personas que en ocasiones tienen formación y perfiles diferentes del tuyo y eso te sirve para aprender mucho de ellos, de su experiencia y formación.

El poder ayudarles y orientarles resulta muy satisfactorio y si consiguen trabajo es una gran alegría. Además, con alguna de mis “parejas” he mantenido el contacto incluso después de finalizar la colaboración, cuando ya tenían trabajo.

En lo profesional he aprendido muchísimo sobre orientación laboral, como diseñar CV, cómo moverse en redes, buscadores…Para mí, que soy autónoma y que siempre estoy interesada en aprender nuevas formas de desarrollar mi consulta y promocionarla, me ha servido de mucho, también por los nuevos contactos que creas.

P.O.: Ciertamente, los contactos, a nivel personal y profesional son de lo más importante, diría que fundamental para ir creciendo. ¿Cómo podría una persona aprender a cultivar buenos contactos, desde un punto de vista psicológico, dejando un tanto atrás la modestia o la timidez?

S.T.: Creo que es importante ver qué puedes aportarle a esos contactos, tanto en lo profesional como en otros aspectos, y también ser honesto con lo que esos contactos te pueden ofrecer. Así es como estableces una buena relación. Después se tratará de darle una continuidad a esa “colaboración”.

P.O.: Hablando de colaboración, la tuya con Parejas Orientadoras es fantástica: llevas cuatro parejas orientadas, que han llegado al preciado objetivo de conseguir empleo ¿en qué crees que ha influido más tu labor y apoyo en ese aspecto?

S.T.: Sí, la verdad es que la experiencia ha sido muy positiva en ese sentido y estoy muy satisfecha. Creo que lo que ha sido de más ayuda es la motivación de tener una persona orientándote, trabajar sobre los CV, pero sobre todo preparar las entrevistas. La parte psicológica es lo mío y siempre he procurado que no perdieran la ilusión por llegar a su objetivo.

Aunque por puntualizar, con una de mis “parejas”, Carolina, aún seguimos buscando oportunidades y ahora mismo se está planteando el autoempleo.

P.O.: Carolina es una gran profesional que hemos tenido el gusto de entrevistar y aprender de su mano y estamos segurísimas de que conseguirá cuanto se proponga, tan buen punto esté el viento a favor. Hablabas de la importancia de la parte psicológica, como parte relevante en tu apoyo a las parejas que has orientado, ¿qué consideras que debería de aprender o desarrollar todo desempleado a la hora de buscar trabajo, teniendo en cuenta las circunstancias actuales y la carga emocional que suele suponer?

S.T.: Totalmente de acuerdo contigo en lo que respecta a Carolina.

Me parece fundamental que no se sientan a merced de las circunstancias, que no es nada fácil, pero tener la sensación de que se pueden hacer cosas por conseguir el objetivo de encontrar trabajo, es lo que hace que uno siga teniendo energía para seguir adelante.

También ser muy conscientes de sus puntos fuertes, en todos los sentidos y no atacarse por tener “debilidades”, en definitiva que la autoestima no se resienta por su situación laboral. Eso ayuda a sentirse más seguro a la hora de presentarse dentro del mundo laboral. Por supuesto, una dosis de paciencia no viene nada mal, porque a veces el objetivo tarda en llegar, así que es importante valorar que nos contacten para entrevistas y sacar la parte positiva de cada experiencia.

P.O.: En tu trayectoria profesional, te encontraste en la disyuntiva de que la que habías descubierto como tu pasión, la psicología conductual, tenía en tu entorno fama de no tener grandes salidas profesionales. ¿Cómo viviste esa situación? ¿Y qué les dirías a quienes se encuentren en circunstancias similares?

S.T.: No ha sido un camino fácil, porque en un principio lo de que no había muchas salidas profesionales era cierto. De hecho, mis primeros trabajos tenían muy poco que ver con la psicología y más de una vez estuve tentada de tirar por otro camino. Pero tenía claro que quería dedicarme profesionalmente a la psicología. Así que al final seguí luchando por ello, hasta que conseguí establecerme como autónoma y tener mi despacho.

A las personas que se encuentren en una situación similar les diría que trabajar en lo que te gusta es una maravilla. Y que si pueden seguir luchando por conseguir trabajar en lo que quieren, que no renuncien, puede llevar más o menos tiempo estabilizarse, es verdad que los comienzos no son nada fáciles, a veces hace falta compaginarlo con otros trabajos, pero al final para ha merecido la pena.

P.O.: Unas motivadoras palabras, para quienes se encuentren en ese caso. Por otro lado, hay muchas personas que se hallan ante el dilema de no saber hacia dónde dirigir sus pasos laboralmente. ¿Cómo puede una persona descubrir qué tipo de trabajo podría llenarle, cuando no sabe ni por dónde empezar?

S.T.: Esa una pregunta muy interesante y nada fácil de responder. Puede enfocarlo desde varios puntos. Por un lado, podría plantearse qué cosas le interesan o le gusta hacer, eso ya puede darle algunas ideas. También viene bien plantearse qué cosas se nos dan bien, normalmente nos suele llenar hacer cosas en las que podemos desarrollar nuestra habilidades.

A veces, para saber hacia dónde tirar viene bien permitirse soñar un poco, y pensar dónde nos gustaría vernos dentro de unos años, o con quién nos identificamos o a quién admiramos.

Es cierto que en algunos casos, si estamos muy perdidos alguien que nos oriente desde fuera puede ordenar nuestras ideas y ayudarnos en este proceso. Muchas veces lo más difícil es saber qué es lo que queremos hacer en la vida.

P.O.: Siguiendo con el hilo de conseguir que alguien desde fuera nos oriente y nos ayude a ordenar nuestras ideas, me gustaría preguntarte, como profesional versada, entre otros temas, sobre el autoestima y la terapia de pareja ¿cómo crees que puede alguien, hoy en día, favorecer la búsqueda de empleo de su pareja, ayudar a mantener su autoestima a unos niveles óptimos cuando ésta se alarga en el tiempo?

S.T.: Lo primero es que trate de ser consciente de lo duro que puede llegar a ser. Si la situación se prolonga en el tiempo es fácil acostumbrarse y olvidarse de lo que implica emocionalmente no trabajar. Para empezar, es importante tener en cuenta que al no trabajar tenemos menos contacto con otras personas, así que cuidar el aspecto social es clave. También la autoestima, procurando valorar lo que tu pareja hace, lo que admiras y te gusta de ella. Pero lo que me parece más importante es darle la confianza para poder hablar de cómo se siente, que no sienta que tiene que estar siempre fuerte y poder con todo, que es normal que a veces se canse o se desanime, pero que entre los dos os podéis apoyar y salir adelante.

P.O.: Y ya, para terminar… Sé, por nuestras conversaciones, que eres una enamorada de tu profesión, además de las relaciones humanas, y que estás abierta a nuevas experiencias. Habiendo hablado previamente de la importancia de soñar ¿hay algún tipo de colaboración o proyecto te gustaría llevar a cabo? ¿Con quién te gustaría tener la posibilidad de colaborar o trabajar?

S.T.: Me gustaría poder ampliar mi consulta y dedicarme también a la formación.

No te falta razón, soy una enamorada de la psicología y me gustaría poder divulgar mis conocimientos y experiencia. Pero es un proyecto que veo más a largo plazo, también porque tendré más que poder enseñar.

Ahora mismo hay un proyecto que me parece fantástico, y en el que me gustaría colaborar y quizás lo haga en un futuro, es Appsy: dan soluciones a problemas psicológicos a través de las nuevas tecnologías.

P.O.: Suena fascinante. Muchísimas gracias por tener la gentileza de compartir tu experiencia, conocimiento y opiniones con Parejas Orientadoras y nuestros lectores, Stella. Estamos muy orgullosas y contentas de poder contar con tu grata y simpática colaboración y te hacemos llegar nuestros mejores deseos para que tus ilusiones se cumplan.

S.T.: Muchas gracias a vosotras, por todo lo que me habéis enseñado y por tener una idea tan buena como Parejas Orientadoras, la verdad es que es un gusto poder colaborar con vosotras y animo a todo el mundo a que lo haga.

¡Ahora te toca a ti! Deja un comentario.