Parejas Orientadoras entrevista a Rosa Palmer

Rosa Palmer
Rosa Palmer

 

 

Rosa es una administrativa polifacética, tiene mil caras y todavía muchas por enseñarnos. Se unió a la Iniciativa buscando ayuda en la búsqueda de trabajo y en poco tiempo se ofreció para colaborar, apoyando en las gestiones administrativas. Ella creó una nueva sección de entrevistas siendo nuestra Reportera oficial. Su afición y talento por la escritura se demuestra en su blog Por el camino azul, con su estilo tan personal. Siempre con una sonrisa, activa y con ganas de ayudar a los demás.

 

 

 
 
 
“Sería maravilloso cubrir un puesto administrativo con margen de acción e influencia, en el que desarrollar mis competencias comunicativas (orales y escritas) para mejorar el trato y las comunicaciones y servicios internos y externos.”
 
 
 

Parejas Orientadoras: ¿Desde cuando colaboras con Parejas Orientadoras? ¿Cómo surgió la colaboración?

Rosa Palmer: Si me lo permitís, cambiaré el orden de las preguntas a la hora de responderlas 😉 La colaboración surgió de forma inesperada para mí. Os conocí mientras buscaba nuevas acciones para mi búsqueda de empleo. “Buceé” en Linkedin y di con vuestro subgrupo. Entendí vuestra iniciativa como una propuesta muy interesante y que hacía hincapié en una de las mayores necesidades de un desempleado: sentirse acompañado por alguien que le comprenda y pueda facilitarle herramientas para salir airoso de su situación.

Y respondiendo a la primera pregunta: fui oficialmente reportera de la Web de Parejas Orientadoras a partir de septiembre de 2013. Retomando sueños infantiles, como cuento en el texto que compuse para mi presentación en la Web. Más adelante se amplió mi participación con tareas administrativas y propias de la iniciativa, como facilitar las comunicaciones entre parejas establecidas y el equipo o la escritura de textos para la Web o una involucración en el futuro de Parejas Orientadoras.

P. O.: ¿Qué ha significado para ti colaborar con Parejas Orientadoras?

R.P.: Desde sus inicios mi colaboración en Parejas Orientadoras ha significado no oxidarme como profesional y, sobretodo, volver a tener esa sensación de formar parte de un equipo, desterrar la terrible idea que mi potencial se pudiera echar a perder esperando una oportunidad.

Destacaría, sobretodo, lo bien que me he sentido notando que mis experiencias y mi forma de expresarlas haya servido de ayuda a los usuarios de Parejas Orientadoras.

P. O.: ¿Qué has aprendido en tu colaboración con Parejas Orientadoras?

R. P.: Como colaboradora de Parejas Orientadoras he aprendido lo mucho que puede hacer por los demás y por ti trabajar de forma voluntaria para mejorar el escenario de otras personas.

No solo lo que comentaba arriba, sobre no oxidarse… al conocer situaciones distintas de la tuya aprendes a relativizar tus problemas. Al compartir tus vivencias, aprendes a ver en ti tu resiliencia, tu capacidad para afrontar situaciones adversas… Aprendes, sobretodo, cuánto pagan los abrazos virtuales, las palabras de agradecimiento y qué es eso de que tu corazón sonría. 

También he aprendido a profundizar en mis competencias y valores y detectar que tengo un fuerte interés social, aptitudes hermanadas al coaching y a la psicología. Así que descubrí que era más que una auxiliar administrativa con intereses humanos y creativos. Que papeles en los que ayudar a los demás son los que despiertan un interés innato en mí.

Indiscutiblemente he aprendido acerca de orientación laboral, procesos de selección, motivación y he profundizado en tareas de organización y planificación.

P. O.: ¿Aconsejarías a otras personas a unirse como voluntarios a la iniciativa? ¿Por qué?

R. P.: Aconsejaría a otras personas a unirse como voluntarios de Parejas Orientadoras para que palparan por sí mismos la experiencia del voluntariado. Sobretodo a aquellas personas que no se consideran aptas para ello. Existe la falsa creencia de que hay que ser de una “pasta especial” para ser voluntario. Considero que es alrevés: ser voluntario despierta aquellas competencias latentes que te muestran como “de pasta especial”.

Notar que tu apoyo ayuda a sobrellevar una situación tan dura como el desempleo en los tiempos actuales, notar que otra persona aprende de tu mano a sentirse más confiada y fuerte ¡es maravilloso! Pero no es todo: además provoca que aprendas a verte mejor a ti mismo, también.

P. O.: ¿Hacia dónde te gustaría que fuera la iniciativa de Parejas Orientadoras?

R. P.: Me gustaría crear conexiones y sinergias con personas que experimentan el voluntariado de forma compatible con la nuestra. Y llevarlo todo un paso más allá. La creación de una asociación, es uno de los pasos naturales como ya comentó Noemí Montón en su entrevista de presentación. Y entiendo que Parejas Orientadoras podría ser una asociación con mucho que aportar tanto a desempleados como a profesionales de la orientación y perfiles afines. Me gustaría, también, evolucionar como profesional y poder ejercer tareas de formación dentro de la iniciativa, también.

“Era preciso que volviera a apreciar cómo se vive cuando dejas de enfocarte tanto hacia afuera  y te centras en aquello que forma parte de tu círculo de influencia. Era preciso reforzar mi autoimagen, mi autoestima y desarrollar la capacidad de poner en stand-by la humildad para valorarme de forma más justa y amplia.”

 

P. O.: ¿Actualmente cuál es tu situación laboral?

R. P.:Mi situación laboral oficial es desempleada. No obstante he aprendido a ver mi situación de otro modo, puesto que trabajo prácticamente todos los días de la semana. ¿Y en qué trabajo? En mi propio crecimiento profesional y personal, en mi blog, en Parejas Orientadoras y en otras colaboraciones como en La nueva ruta del empleo, por ejemplo.

P. O.: ¿Cómo vives tu situación ahora?

R. P.: Disfruto del apoyo de mis seres queridos y de mis compañeras. El hecho de sentirme útil con mi voluntariado en Parejas Orientadoras, de escribir en Por el camino azul y recibir ese maravilloso feedback… todo esto ha motivado que confíe más en mí misma y no viva el hecho de que no me llamen o que me ofrezcan trabajos dudosos como un motivo para sentirme mal, o derrotada, sino como otra parte del camino de la que aprender.

Mi situación actual está enfocada en reestructurar las competencias que he descubierto, conseguir hacerlas palpables y averiguar qué  pasos sería óptimo realizar sin sobrecargar mi abanico de posibilidades, sin dispersarme ni agotarme. Para ello estoy llevando  mi blog personal hacia un papel más profesional. Y en un futuro a medio plazo pienso convertirlo en el centro neurálgico de mis actividades profesionales extra-laborales, además de esa fuente de conocimiento,  crecimiento y energía que ya es.

P. O.: Explícanos cuál ha sido tu trayectoria laboral.

Comencé como dependienta de comercio, donde puse en práctica mis conocimientos de inglés. Entonces, tomé soltura con el idioma. Además, descubrí que atender a las personas era algo para lo que servía y me gustaba. Conocí también uno de los valores que son importantes para mí: ofrecer un buen servicio.

Más tarde, aposté por trabajar en cargos administrativos, con tareas de atención al cliente y a proveedores. Ahí descubrí que se me daba bien aceptar responsabilidades nuevas y sabía desenvolverme solicitando a personas de otras entidades sus servicios de forma amable y efectiva.

Los puestos administrativos para los que me contrataban constaban de nuevos retos. Esto me mostró la confianza que los departamentos de recursos humanos depositaban en mis competencias.  Todo ello me ayudó a percibir que tenía un buen potencial dentro de la administración y de las relaciones y comunicaciones humanas y comerciales, con clientes, proveedores y compañeros.

P. O.: ¿Nos puedes contar cual ha sido tu proceso en la búsqueda que pasos son los que más te han ayudado?

R. P.: Lo que más me ha ayudado ha sido perder los miedos. Si bien es cierto que parte de esto lo he vivido “a lo burro”, ha sido una experiencia que no cambiaría por nada. Me “resintonizó” mucho y de forma favorable.

Aprender a escuchar al propio cuerpo, gestionar el estrés y cultivar el autoestima fueron de los aprendizajes más reconfortantes. Mi vida precisaba cambios que iban más allá del mero “necesito trabajar ya”. Era preciso que volviera a apreciar cómo se vive cuando dejas de enfocarte tanto hacia afuera  y te centras en aquello que forma parte de tu círculo de influencia. Era preciso reforzar mi autoimagen, mi autoestima y desarrollar la capacidad de poner en stand-by la humildad para valorarme de forma más justa y amplia.

“No perderme en la idea de que eran las empresas las únicas con poder de decisión: yo podía decidir también. Podía decidir cómo enfrentarme a la situación. Podía decidir no sentirme sola al respecto.”

 

P. O.: ¿Qué dificultades te has encontrando en tu búsqueda de empleo?

He encontrado distintas dificultades en mi búsqueda de empleo.

Por ejemplo, con respecto al cambio de paradigma de perfiles idóneos. Los perfiles polivalentes parecen estar siendo relegados en pos de los especialistas. Así que he tenido que averiguar en qué soy realmente buena y trabajar desde el desempleo para desarrollar esos aspectos. Mostrar esas competencias en el blog considero que será clave para ser tenida en cuenta para puestos a los que no he podido optar con fuerza hasta ahora.

Otra dificultad innegable es la formación. En tiempos como estos, no tener buena formación puede suponer perder oportunidades. Existen soluciones, como obtener un certificado profesional. Aunque yo he optado por conseguir algo más sólido, que no se prolongue tanto en el tiempo y dependa más de mí directamente. Así que voy a “darle” al Acceso a la universidad para mayores de 25 años, para empezar.

Tal vez la dificultad mayor haya residido en no permitir que las circunstancias y el paso del tiempo mermaran mi ilusión y fuerza. No perderme en la idea de que eran las empresas las únicas con poder de decisión: yo podía decidir también. Podía decidir cómo enfrentarme a la situación. Podía decidir no sentirme sola al respecto. Ni abrumada. Podía decidir cambiar el falso papel activo de la búsqueda activa por uno que me llevara a separarme de una experiencia pasiva o, peor aún, victimista. Podía elegir no colocarme yo misma un número cualquiera entre los millones de parados. El concepto de marca personal, del que estoy aprendiendo actualmente, ha marcado una diferencia significativa.

P. O.: ¿Cuáles son las competencias que destacarías sobre ti?

Destacaría mi interés en que mi trabajo marque la diferencia y suponga una mejora de calidad con respecto a los objetivos, a las tareas, a mi entorno, todo ello inspirado con un marcado espíritu de mejora constructiva continua. Creo que esto engloba al resto: capacidad comunicativa oral y escrita, empatía, asertividad, ese “¡arriba, arriba, vamos!” que parece formar parte de mi ADN…

P. O.: En tu blog has hablado mucho sobre tus pasos en la búsqueda de empleo y sobre orientación. ¿Crees que son importantes los servicios de orientación del ayuntamiento o de las entidades? ¿Te han ayudado a ti?

R. P:: Bien, ¡he tenido experiencias de lo más diversas al respecto!

En el servicio del Inem me atendieron de forma correcta las ocasiones en las que he acudido. Sin embargo, no se encendió mi chispa interna por continuar ese trayecto, tal vez debido a que no era “mi momento”. Tenía prisa por encontrar trabajo. No estaba preparada para entender los beneficios de invertir tiempo en mi orientación profesional.

Posteriormente acudí al servicio de orientación laboral de la localidad en la que vivía entonces.Tras ponerle en antecedentes, la respuesta de la orientadora me dejó anonadada. Fue algo así como: “me estás diciendo que haces cosas que a mí no se me habría ocurrido plantearte. Déjame que piense cómo orientarte”.

Lo cierto es que, pasado un tiempo, me di cuenta de que era buena señal, en cierto modo. Había llevado mi búsqueda más allá de los estándares. Y cabe resaltar que, en unos pocos días, tuve su ayuda al respecto de la autocandidatura, empresas interesantes para mi perfil y detalles similares que me fueron de gran ayuda. Me atendió de forma solícita, amable y realmente interesada en ayudarme a avanzar. Es decir: me sentí acompañada.

Es preciso informarse acerca del servicio de orientación de la localidad en la que vives: qué servicios ofrecen, si disponen de talleres presenciales o de información al respecto en otras entidades… Darle la oportunidad a todo ello simplemente para ver qué pasa. Tienes mucho que ganar y poco que perder.

P. O.: Hablando sobre tu blog, Por el camino azul. ¿Ha evolucionado desde el principio?

R. P.: Por el camino azul ha evolucionado casi tanto como yo =D. Comenzó como una propuesta. Lidia Llop (miembro fundador de Parejas Orientadoras) sugirió su creación, alegando que yo “tenía muchas cosas que decir”.

Desde entonces ha cambiado varias veces de aspecto, han surgido nuevas temáticas y categorías y he aprendido muchísimo. Del mundo blogging, del desarrollo personal, de escribir y, sobretodo, de mí misma.

P.O.: ¿Para ti qué significa escribir?

Escribir es uno de mis pilares. Es más, “escribo sin escribir”, incluso. Creo que cuando se enciende en ti la chispa de transmitir emociones, conocimientos, historias… limitarse solo a ponerlo en palabras escritas es imposible.

Escribir es, además, una forma catártica de conseguir que mis experiencias me ayuden a crecer. Una magnífica forma de conocer emociones y sentimientos ajenos y experimentarlos. Una extraordinaria forma de construir puentes de entendimiento conmigo misma y con los demás.

P.O.: ¿Cuál es el artículo que más te ha gustado escribir?¿y cuál te ha resultado más difícil de redactar?

Uno de los que más me ha gustado escribir es La importancia de tus contactos y cómo puede beneficiarte cuidarlos, surgió como muy fluido. Uno de los primeros que escribí: Qué no hacer si te quedas sin empleo, además sigue el 1º en el ranking de más visitados. También aquellos en los que hablo sobre cosas de mi infancia. Y, definitivamente, los posts en los que hablo acerca de personas que me “han robado el corazón”. Creo que se nota, de alguna forma. El making off de las primeras entrevistas en la Web de Parejas Orientadoras,  o el de la entrevista @antolínromero, con crecimiento personal de regalo… o el que escribí el día que falleció mi Abu, el artículo llamado Mi fortuna.

Estoy intentando hacer memoria y no me viene ningún artículo que me haya costado más. No voy a negar que me he atascado innumerables veces, pero se ve que no me ha marcado tanto como para que se me quede el título “grabado a fuego” XD.

P. O.: Nos puedes avanzar sobre lo que tienes pensado en el blog, ¿Seguirás tratando los mismos temas o vas a aumentar secciones?

R.P.: Por el camino azul va a mudarse en breve, a un espacio dentro de WordPress.

Ya está creado el logo y ahora estoy aprovechando para actualizar las publicaciones.  Es posible que con la mudanza pierda posicionamiento debido al cambio de dominio, ¡pero Por el camino azul saldrá bien chulo, ya veréis! Es un “currazo”, porque hasta ahora no hacía ni caso a cosas como el SEO, tiraba de instinto y ganas. ¡No tengo ni idea de cómo he llegado a tener las visitas que marca el contador!

Puedo adelantaros que aparecerán secciones nuevas, como “Blogging Tips” y la que más ilusión me hace anunciar: “Talento”, dentro de la categoría “Colaboración”. En ella habrá guest posts, entrevistas… ¡y lo que se nos ocurra! Estoy en la fase de preparación de varias entrevistas. Una de ellas está cocinándose. Van a ser colaboraciones maravillosas sí o sí porque los talentos invitados tienen un corazón y unas ganas que se van a palpar y transmitir, segurísimo.

P. O.: ¿Qué objetivos tienes a nivel laboral? ¿Dónde te gustaría estar dentro de 5 años?

Sería maravilloso cubrir un puesto administrativo con margen de acción e influencia, en el que desarrollar mis competencias comunicativas (orales y escritas) para mejorar el trato y las comunicaciones y servicios internos y externos. Con un componente social en el que mejorar la experiencia vital de las personas, para mí sería lo ideal. Un puesto en el que aceptar responsabilidades y crecer con ellas a nivel competencial y profesional. En una entidad que no se limite a tener empleados, sino que apueste por el mentorazgo y cuya filosofía no sea solo unas frases de copia y pega en su Web e incluya, sine qua non, el interés por ofrecer un trato de calidad a las personas (como usuarios o clientes, como colaboradores o empleados, y como proveedores).

Cabe resaltar que, debido sobretodo a mis tareas profesionales fuera de horario de trabajo, no preciso que mi próximo empleo conste de todas esas características para considerarlo atractivo. Busco un empleo administrativo que encaje con mi perfil de forma óptima.  De hecho, estoy abierta a escuchar distintas ofertas: ¡tengo talento y competencias que van más allá de la administración de compras y de ventas! ¡Y aún estoy disponible!

Para todo el equipo, es un placer tenerte como compañera, tu disposición para ayudar y la energía por mejorar día a día. Sólo nos queda desearte mucha suerte en tus proyectos y que lo podamos compartir juntas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*