EL sueño del sultán

Iniciamos el 2014 con otro cuento encontrado por las redes, “El sueño del sultán”. Esperamos vuestros comentarios 😉

Un Sultán soñó que había perdido todos los dientes. Al despertar, ordenó llamar a un sabio para que interpretase su sueño.

– ¡Qué desgracia Mi Señor! -exclamó el Sabio- Cada diente caído representa la pérdida de un pariente de Vuestra Majestad.

– ¡Qué insolencia! – gritó el Sultán enfurecido. ¿Cómo te atreves a decirme semejante cosa? ¡Fuera de aquí!

Llamó a su guardia y encargó que le dieran cien latigazos.

Más tarde mandó que le trajesen a Nasrudín y le contó lo que había soñado. Este, después de escuchar al Sultán con atención, le dijo:

– ¡Excelso Señor! Gran felicidad le ha sido reservada. El sueño significa que sobrevivirás a todos vuestros parientes. Se iluminó el semblante del Sultán con una gran sonrisa y ordenó que le dieran a Nasrudín cien monedas de oro.

Cuando el mullá salía del Palacio, uno de los cortesanos le dijo admirado:

– ¡No es posible! La interpretación que habéis hecho de los sueños es la misma que el primer Sabio. No entiendo porque al primero le pagó con cien latigazos y a ti con cien monedas de oro.

– Recuerda bien amigo mío, respondió Nasrudín, que todo depende de la forma como se dicen las cosas.

3 Replies to “EL sueño del sultán”

  1. Hace tiempo que utilizo este método para mi misma en lo referente a las cosas menos positivas que me pasan.

    No sienta igual decir: me ha salido mal; a decir: no me ha salido bien. La palabra mal por si sola lleva una carga negativa y aunque la otra frase signifique lo mismo, tan solo con llevar la palabra bien, le da otra perspectiva.

    Poned siempre la palabra positiva en vuestras vidas.

  2. Si, Tamara tienes razón. Es uno de los cuentos de Nasrudin a mí me encantan, cada uno tiene algo que transmitir, y este nos hacé llegar que siempre hay algo positivo, como bien dice Tamara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*