10 motivos vitales por los que debemos incluir descansos en nuestra búsqueda de empleo

¿Es necesario tomarse descansos si estamos en desempleo? Algunos considerarán que no, puesto que no se está trabajando… Aquí os mostramos 10 motivos para incluirlos en vuestra estrategia de búsqueda. ¡No os los perdáis!

Imagen de un hombre sentado en una butaca en una playa, tomando uno de sus descansos.

Los descansos, herramienta energética

Los descansos, bien utilizados, son una excelente herramienta energética. Y es que no hay nada como descansar bien para rellenar nuestras pilas y ponernos en marcha de nuevo ¡pero mucho mejor!

Muchas veces nos da miedo tomar descansos en nuestra búsqueda de empleo.

¿Y esto por qué?

Cada uno tiene sus motivos, entre los que hemos descubierto entre los usuarios de Parejas Orientadoras se encuentran:

  • El miedo a la incomprensión de los demás del hecho de que merecemos y necesitamos descanso también estando en situación de desempleo.
  • Sentirnos egoístas ante las necesidades de nuestras familias (económicas o de nuestro tiempo personal).
  • La preocupación de perder oportunidades laborales.
  • El miedo a propiciar que el desempleo se prolongue más.

Descansos organizados: sin perder oportunidades

Descansar, para muchos, es sinónimo de falta de movimiento, de pereza, de vagancia.

¡Nada más lejos de la realidad!

Descansar es una de las partes más importantes del trabajo, de la actividad, de la productividad.

Si no aprendemos a ser productivos en nuestros descansos (es decir, a descansar bien y de forma suficiente), nuestras acciones perderán fuelle, nosotros ganas y motivación, y nuestros resultados no se parecerán mucho a los objetivos que podemos conseguir.

Si con todo esto aún estáis un tanto dudosos al respecto, cabe decir que

¡Parejas Orientadoras se toma un descanso hasta septiembre!

Como cada verano, aprovechamos para realizar un kit kat en el que preparamos novedades… y disfrutamos del verano, ¡que también nos toca!

Nos reincorporaremos a la acción día 1 de septiembre. ¡Y esperamos conocer entonces vuestros avances!

10 motivos vitales por los que debemos incluir descansos en nuestra búsqueda de empleo

1.   Recobrar las energías

Del mismo modo que para poder descansar bien es mejor haberse cansado primero, para poder disfrutar de nuestras energías al 100% es preciso “apagarnos”. Sí, como el móvil… pero con matices. Nosotros no disponemos de un botón de ON/OFF. Así que es preciso ser conscientes de lo importantes que son los descansos… y nuestro tiempo personal, como veremos en otro de los puntos.

2.   Mejorar nuestra motivación

Estar motivado cuando vamos con la lengua afuera es más complicado. De hecho, así, cualquier cosa es más cuesta arriba. Esforzarse al 100% en todo momento no solo no es productivo, sino que además, termina minando nuestra moral. Especialmente si no creamos una buena estrategia de búsqueda, medible y, si queremos, hasta premiable. ¿Qué os parece premiar cada semana de buenas acciones de buscar trabajo con una relajante salida a la playa o al campo?

3.   Favorecer una visión general de la situación

Descansar desestresa. Y desestresarse conlleva dejar de ver con ojos de estrés, de negatividad y de autopresión. Dejar un poco de distancia, como al observar un buen cuadro, nos permitirá disfrutarlo en su plenitud, no dejar escapar detalles preciosos.

4.   Evitar quemarnos

¡Que levante la mano quien se haya quemado alguna vez al buscar empleo!

Yo me he quemado alguna que otra vez… y esto, que puede parecer un defecto o un error, no lo es. Es parte del aprendizaje vital. Ahora bien, si ya sabemos cómo se siente quemarse y lo poco que mola, tal vez sería una buena idea potenciar estrategias para evitar quemarnos. Como gestionar mejor nuestro tiempo, organizar descansos estructurados, aprender a relajarnos o crear una estructura de positividad para potenciar nuestra búsqueda y nuestro bienestar.

5.   Disfrutar del verano

Incluso aunque nuestro trabajo deseado tenga en el verano su temporada alta, no es una buena idea desaprovecharlo. Pensar en un buen horario para las acciones de búsqueda que, a su vez, nos permita disfrutar los fines de semana de playa, piscina y seres queridos es una estupenda opción que no tiene porqué repercutir en nuestros resultados.

6.   Evitar obcecarnos en nuestra búsqueda

Buscar trabajo de forma activa es importante para lograr dejar las filas del desempleo. Pero no basta con eso. Nuestra búsqueda debe ser revisada para tener bien claro qué nos funciona y qué no. De este modo, podremos concentrarnos en aquello que nos ha conseguido llamadas, entrevistas…

7.   Atender nuestra vida social

Estar en desempleo a veces nos lleva a desatender nuestra vida social. La falta de dinero, no poder compartir nuestras experiencias con nuestro entorno, o tener miedo de que piensen que quedamos para que nos inviten defenestra nuestra autoestima y nuestras relaciones con los demás. Permitid que los demás te echen una mano… échadsela también en lo posible. Seguro que así ganáis ambos y vuestra relación será mejor.

8.   Respetar nuestro tiempo personal

Cuando estamos en desempleo a veces terminamos convirtiéndonos en botones de las personas de nuestro entorno. Ayudar a quienes nos quieren y que, a su vez, también nos ayudan (como decíamos en el punto anterior) es fantástico…. Siempre que no olvidemos la importancia que tiene nuestro tiempo personal. El nuestro y el de los demás. Y aprendamos a decir de vez en cuando que no.

9.   Fortalecer nuestra autoestima

Tomarse tiempo favorece, como decíamos arriba, poder ver la situación de una forma global. Y esto ayuda a que nuestro diálogo con nosotros mismos no se parezca al de la madrastra con Cenicienta.

10.  Fortalecer nuestra autoimagen

Tomarnos descansos puede brindarnos la oportunidad de revisar cómo “nos pensamos”, “nos hablamos” y qué conlleva esto en nuestra vida y búsqueda. Y es que recordar nuestra valía y fortalecer nuestra autoimagen es vital para encontrar un empleo en el que ser respetados… y también para impulsarnos hacia una forma de vivir más plena y sana.

 

¿Conocéis algún otro motivo? ¡Contad, contad!

 

Texto por Rosa Palmer, miembro de Parejas Orientadoras.

Su blog, Por El Camino Azul.

Su espacio como colaboradora en La Nueva Ruta del Empleo.

Su Linkedin. Su Twitter. Su página de Facebook.

 

¡Que la motivación os acompañe!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*