Qué necesitamos saber para convertir los sueños en logros

Soñar llena de ilusión y posibilidades la vida… siempre que no nos limitemos a divagar. ¿Os apetece que descubramos juntos qué necesitamos para convertir nuestros sueños en realidad? ¡Continuad leyendo!

lograr sueños

Soñar es un subidón. Cuando soñamos todo es posible. Podemos darle la vuelta por completo a nuestras vidas, lograr hazañas propias de un héroe, conseguir cuanto nos propongamos… Todo es fantástico hasta que descubrimos que ese sueño no avanza. O peor, que se ha esfumado.

Se empieza tal vez por perder el enfoque, tal vez por enmarañarse en eternos planes o dejándose amilanar por los obstáculos que se encuentren a su paso y, cuando se quiere dar uno cuenta, ¡zas! parece lejano, no realista ¿imposible?

Hoy os invito a que reflexionemos acerca de qué hacer para lograr nuestros sueños. Mi opinión es que hay que jugar con la fantasía, con la creatividad. Hacer un cóctel con lo fantasioso, la realidad, la organización… y mezclarlo todo bien a ritmo de motivación.

¿Qué es imprescindible para que logremos nuestros sueños?

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad. Mahatma Gandhi

A continuación os pincelo unos ingredientes que considero relevantes (tal vez imprescindibles) para que nuestros sueños sean realizables.

  • Claridad

Ver y entender de forma clara qué deseamos conseguir, los pasos que dar y cómo nos sentiremos al final es vital para potenciar nuestra motivación. También para entender mejor cómo construir los objetivos y tareas que facilitarán todo el recorrido.

  • Conocimiento de la situación

Nuestra situación personal, disponibilidad temporal, estado de ánimo, compromisos personales o laborales… Es preciso conocer el tiempo del que disponemos. Poder prever qué nivel de energía podremos tener para invertir en el proyecto.

  • Evaluación de las debilidades y fortalezas

Aquello de los puntos fuertes y débiles. Nuestras competencias, aquello que necesitamos pulir o adquirir (como conocimientos, productos…).

  • Comprensión de nuestras oportunidades y amenazas

Las oportunidades, creo que todos las conocemos. Pero ¿estamos atentos para detectarlas, para provocarlas, para no dejarlas escapar?

Con amenazas no me refiero a amenazas físicas (salvo que esa sea la situación) sino a aspectos que pueden dificultar la consecución de aquello que deseamos.

Sobre estos dos puntos hemos hablado ya en nuestro post sobre el análisis DAFO.

  • Crear una estructura de motivación

Crear un lema, una misión que muestre los para qués de nuestro sueño. Para qué es tan importante que pase de ser sueño a logro. Qué sucederá cuando lo consigamos. Cuál es su importancia real.

  • Construir una imagen global del proyecto

De este modo resultará mucho más fácil detectar los objetivos prioritarios y secundarios (así como sus tareas clave).

  • Crear una planificación de objetivos, metas y tareas

Cuanto más claros y detallados, mejor.

Para saber si estamos enfocándonos de forma acertada es importante añadir: fechas de revisión, fechas límite, reuniones productivas con las personas involucradas en el proyecto y establecer una forma para medir nuestros avances.

  • No excederse en la planificación y ponerse manos a la obra.

No es preciso que el proyecto sea perfecto para que funcione. Menos aún para que arranque.

Y ahora una noticia sobre mí relacionada con este artículo…

Si sois usuarios de Parejas Orientadoras y me teníais como persona de contacto, esto no os vendrá de nuevas. Ya que “charlé” con vosotros acerca de lo que voy a escribir ahora.

Este verano, en la revisión de cómo me “estaba currando” el año me di cuenta que estaba perdiendo el enfoque en cuanto a aquello que deseaba lograr en lo personal y en lo profesional (que, en mi caso, van de la mano).

Debido a ello, decidí acotar mi implicación en la iniciativa. Paralelamente, como ya sabréis por este post, mis compañeras tomaron una decisión similar. Siendo la situación distinta, la reevalué. Apostando por invertir mi tiempo y energías en conseguir lo que deseo que sea una realidad en un futuro.

Así es: este es mi adiós como miembro de Parejas Orientadoras

Como todas las despedidas tiene algo de triste. Y como todos los comienzos, conlleva ilusión.

¿Y ahora qué?

Ahora a poner en práctica las acciones que indicaba más arriba.

¿Objetivos?

Actualizar mi enfoque, ampliar mi formación, encajar en un equipo que me resulte estimulante… suena bien ¿verdad?

No será fácil. Requiere de tiempo y esfuerzo. Motivación. Paciencia. Resiliencia. Meditación. Ejercicio.

Si os gusta leer mis textos, podréis continuar encontrándolos en Por El Camino Azul. ¡Allí os espero!

Gracias

Muchísimas gracias a todos: compañeras, usuarios y voluntarios, entrevistados…  Ha sido muy enriquecedor compartir vivencias con vosotros durante todos estos años. ¡No lo olvidéis: seguimos en contacto!

Y vosotros ¿qué hacéis para convertir vuestros sueños en logros?

 Texto por Rosa Palmer.

Autora de Por El Camino Azul.

Colaboradora en La Nueva Ruta del Empleo.

Linkedin.TwitterPágina de Facebook.

 

Foto: Pixabay.

One Reply to “Qué necesitamos saber para convertir los sueños en logros”

  1. Perseverancia Rosa, perseverancia. La mayoría de sueños no se alcanzan porque perdemos demasiado tiempo en analisis y diagnosticos y nos olvidamos de lo más importante, que es insistir, insistir e insistir. Así se alcanzan los objetivos.
    Por cierto, mucha suerte en tu nueva etapa. Espero seguir leyendote por redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*