En búsqueda del aventurero perdido

Os dejamos está historia creada por una de nosotras. Creemos que muchos de vosotr@s os podéis identificar con nuestro aventurero perdido. Deseamos que os guste y esperamos vuestros comentarios 😉

  • ¡¡Estoy perdido!! ¡No sé qué camino tomar! ¿alguien me puede ayudar?busqueda de empleo
  • ¿Pero cómo vas a estar perdido si aún no has empezado a caminar?Siento decirte que para empezar tu aventura en la búsqueda de empleo has de saber qué camino tomarás.
  • ¿Si ya pero por cuál voy, por el de la derecha que parece más fácil, por el de la izquierda que está muy oscuro…?  
  •  No será el miedo el que te impide dar el primer paso, no será tu inseguridad la que te paraliza…
  • busqueda de empleoPuede, es que yo sólo quiero encontrar un trabajo… me da igual sus condiciones.
  • Pues si estás tan seguro, por qué no empiezas a caminar, da igual que camino tomar, ¿no? ahh… que tu inseguridad no te lo permite, entonces… no quieres un trabajo cualquiera.
  • No, es que no sé qué hacer. Estoy perdido y además, con la crisis y mi edad … pues lo tengo muy dificil, yo diría que imposible.
  • busqueda de empleoObstáculos y más obstáculos, ¿cómo puedes saber que no los puedes superar, si aún no has empezado a caminar?.
  • Ya…, es verdad.
  • Responde soñando. Si fuera todo posible y sin tener en cuenta tema salarial: ¿de qué te gustaría trabajar? ¿Deseas continuar por el mismo camino del que venías o quieres probar alguno nuevo? ¿Qué título tendría tu oferta laboral perfecta para decir “esta es perfecta para mi”?
  • ¡Ya lo tengo!
  •  Pues entonces ahora empieza a caminar,  y empieza tu aventura, ya tienes todo lo que necesitas, y verás como podrás encontrar a personas que te ayudarán a que tu viaje sea más fácil

busqueda de empleo

Un pensamiento sobre “En búsqueda del aventurero perdido

  1. Estupendo post. Yo Almenos me he sentido así, al empezar. a buscar trabajo y cuando ves que no llegan los resultados. Y no sabes ya si cambiar de sector, etc…Pues si has de tomar las riendas y persistir trabajando. Mi recompensa no ha llegado, pero ya lo tengo claro. Falta poco.

¡Ahora te toca a ti! Deja un comentario.